Image Image Image Image Image
¡Llámanos! 967 10 51 41   |   info@unoeditorial.com
Scroll to Top

To Top

Ver ficha
Read More
Retratos. Periodismo samurái

Retratos. Periodismo samurái

Antonio Magán

No ficción, 266 páginas
ISBN: 978-84-17733-66-7
PVP (papel): 15 €
122 retratos de personalidades, concretas y esenciales, de Albacete, una ciudad de provincias extrapolable a toda España. Fueron artículos valientes y sinceros, hechos con toda el alma rota. Mientras escribía en La Voz, blasfemaba o bebía contando historias, Pablo Gallardo me decía: «Magán, que son molinos, que son molinos». ¡Y una mierda! Era una batalla que había que pelear, y la peleamos hasta el final. La de la gran mentira de la libertad de expresión que ya estaba perdida y la lucha por la supervivencia personal. En mi tercer amanecer frente al mar, este mismo año, tuve la dicha de escuchar mi llanto de bebé, el niño que fui me ha llamado durante cincuenta y dos años y lo dejé de lado. Ese bebé aterrorizado que con un mes de vida despertó de la anestesia solo en una triste cuna de hospital. Un niño que se esconde detrás de cada retrato.
La genialidad de estos artículos se parió en las viejas tabernas de Albacete y en las playas de Jávea. Resacas y aire puro. Cerró Vinos el Gordo que abrió la tarde que Islero mató a Manolete. Chapó El Escobar donde el dueño metía su dentadura postiza en mi cerveza. La Solera se esfumó en una noche de niebla en la calle Tejares, con mi último trago de cazalla con menta. Casa Juan nos dejó sin bravas. Ya no podré beber vino con mosquitos en El Tocino. El Dos de la Parra sirvió su último bacalao rebozado y el en bar Vidal, sentado con Fernando Arrabal, un estola y una ración de michirones, adiviné que mi mundo se derrumbaba. Me forjé un falso personaje de barra con la estúpida intención de caer bien y olvidé mi grito interior. La gente ya no bebe, ya no folla, ya no come, ahora todo es cúrcuma y franquicias. ¿Volveré a ser capaz de escribir? Francamente queridos, me importa un huevo. Pero solo lo haré desde la feliz serenidad de un psicópata, nunca más desde la ira.
Antonio Magán  
C O M P R A R

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

dos × cinco =