Image Image Image Image Image

¿Qué precio le pongo a mi libro en papel?

Ir al índice de la Guía

 

 

Decidir el precio de venta de tu libro es tan difícil como importante, ya que determinará en gran medida su devenir comercial. Obviamente no existe una regla fija para todos los casos, pero sí algunas pautas que pueden orientarte:

 

¿Cuál es tu estrategia promocional?

Lo primero que hay que preguntarse es si lo que tienes entre manos es tan valioso que llamará la atención por sí mismo (en cuyo caso te puedes plantear un precio alto) o si más bien necesitarás animar a tus lectores para que se “arriesguen” a conocerte (compensándoles ese riesgo con un precio bajo).

Hay autores de sagas que usan esa estrategia, por ejemplo, para el primer libro. Y una vez que han conseguido enganchar a sus lectores en la historia, eligen un precio normal para su segundo tomo (tampoco conviene pasarse porque provocará justo el efecto contrario). Es decir, ponen el primer libro barato a sabiendas (e informando al lector de que ese libro cuyo precio era, pongamos, 18 €, se va a vender a 10 € como precio promocional), y así enganchan al lector para que compre el segundo tomo, esta vez sí, a 18 €.

 

 

Cuidado con la idea de que lo barato vende más.

Los libros no son patatas, nadie dice voy a comprarme el libro más barato que haya sobre Autocad, más bien valora otras opciones antes; la principal: si el contenido del libro va a cumplir con sus expectativas.

 

 

El precio según la naturaleza del libro

Luego hay ciertas reglas que también determinan el precio de un libro.

Por ejemplo, en general los libros autoeditados o de editoriales pequeñas suelen ser más caros que los de editoriales grandes, por una cuestión de volumen de producción y de costes. Otro ejemplo, los libros de literatura suelen ser mucho más baratos que los libros técnicos.

Y no queremos dejar de señalar, aunque es de sentido común, que cuanto más caro sea fabricar el producto, más alto resultará su precio de venta: libros más grandes, con más páginas, en color, etc., son más caros.

 

 

Visita una librería

Quizá te interese hacer un pequeño estudio de mercado en tu librería habitual, viendo libros similares al tuyo por temática y formato, y chequeando sus precios. Es, desde luego, la mejor manera de tomar la temperatura al mercado y obtener una decisión informada.

 

 

Ojo con los costes

Cuando hagas las cuentas tienes que tener presente los costes y comisiones a los que te tendrás que hacer frente:

-Por un lado los gastos derivados de todos los servicios que hayas tenido que contratar para producir tu libro: corrección, maqueta, diseño, imprenta, etc.

-Pero también las comisiones de los eslabones de tu cadena comercial: 30% en librería, 55% si consigues distribución + librería.

-Si quieres vender tu libro en régimen de impresión bajo demanda a través de Amazon, por ejemplo, tienes que tener en cuenta su comisión, que suele rondar el 70% (dependiendo del precio que establezcas, la divisa, el canal…).

 

 

Ojo con la Ley del libro en España

Las leyes de precio fijo en Europa tienen su origen en Francia, a comienzos de los años ochenta, cuando el crecimiento de la cadena FNAC, que vendía todos sus libros con un 20% de descuento, empezó a amenazar la oferta editorial y de librerías del país.

Mitterrand encargó a su ministro Lang una ley para resolver el problema y éste propuso una ley que imponía un precio fijo obligatorio para los libros. La maniobra permitió salvar la enorme red de librerías independientes francesas, lo que a su vez contribuyó a preservar la diversidad de la edición. Posteriormente se aplicó en toda Europa menos en Reino Unido, que por sus políticas neoliberales mantuvo la libertad de precios. Esta decisión destruyó en los siguientes 20 años la red de más de 10.000 librerías británicas (que terminó reducida a cadenas que sólo venden bestsellers), y propició que el Reino Unido sea hoy el país que menos libros traduce en toda Europa.

 

La Ley 10/2007 de 22 de junio de la lectura, del libro y de las bibliotecas habla en su capítulo IV, artículos 9, 10 y 11 del precio fijo del libro.

-Toda persona que edita, importa o reimporta libros está obligada a establecer un precio fijo de venta, e indicarlo en el libro (normalmente se hace con el código de barras del ISBN).

-El librero o cualquier otro operador económico, incluidos los mayoristas, cualquiera que sea su naturaleza jurídica, cuando realice transacciones al detalle está obligado a respetar el precio fijado por el editor en un 95% (es decir, puede hacer un descuento máximo del 5%).

 

Exclusiones al precio fijo
Quedan fuera del régimen de precio fijo los siguientes supuestos:

Libros de bibliófilo (entendiendo por tales los editados en número limitado para un público restringido, numerados correlativamente y de alta calidad formal).

Libros artísticos (entendiendo por tales los editados total o parcialmente mediante métodos de artesanía para la reproducción de obras artísticas, los que incluyan ilustraciones ejecutadas en forma directa o manual o aquellos en los que se hayan utilizado encuadernaciones de artesanía).

Libros antiguos o de ediciones agotadas.

Libros usados.

Suscripciones en fase de prepublicación.

Ejemplares especiales destinados a instituciones o entidades o a su distribución como elemento promocional (siempre que ostenten claramente dicha especificación).
Libros de texto y el material didáctico complementario destinados a Primaria y Secundaria.

Los libros descatalogados.

Los libros editados por última vez hace dos años siempre que su venta se realice separada y suficientemente indicada de la de los libros sujetos a precio fijo.

 

Excepciones al precio fijo:

En el Día del Libro y Ferias del libro, congresos, etc, se permite un descuento máximo de un 10% sobre el precio fijo.

Cuando el consumidor final sean Bibliotecas, Archivos, Museos, Centros Escolares, Universidades o Instituciones o Centros cuyo fin fundacional sea científico o de investigación, un descuento de hasta el 15 por ciento del precio fijo.

Mediante acuerdo entre editores, distribuidores y libreros, podrá establecerse una oferta anual de precios para fondos específicos, periodos concretos y delimitados en el tiempo.

 

 

Ir al siguiente post: ¿Qué precio le pongo
a mi libro en ebook?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*