Image Image Image Image Image

Los metadatos: consejos

Ir al índice de la Guía

 

 

-Tómate los metadatos muy en serio. Son tan importantes o más que la portada de tu libro, especialmente si pretendes tener algún tipo de relevancia en las librerías online.

 

-Intenta ser lo más preciso posible, no pienses que estás perdiendo lectores potenciales, más bien es al revés, estás encontrando a los lectores de tu libro.

 

-Rellena todos los metadatos que te pidan, aunque no sean obligatorios.

 

Experimenta: si tu libro no funciona en una categoría (IBIC o BISAC), cámbialo. Si las palabras clave no producen impacto, busca otras. Una de tus ventajas con respecto a las editoriales es que tienes mucha más maniobrabilidad a la hora de modificar y monitorizar los resultados de tus metadatos.

 

-Ponte en el lugar del lector: cómo piensas que encontraría tu libro un lector que buscase algo de esa temática.

 

 

A la hora de asignar la materia al libro:

 

-Asegúrate de que la primera categoría describe el tema principal de la obra.

 

-Clasifica el libro con la mayor precisión posible.

 

-Asigna tantas categorías como necesites (normalmente cuatro o cinco suelen ser suficientes).

 

-Las categorías son jerárquicas y contienen el elemento anterior, así que no es necesario indicar categorías inmediatamente superiores a la elegida. Es decir no tiene sentido asignar Ficción General y Ficción Romántica; sobra el primero.

 

-Si hay dudas, conviene optar siempre por una generalista frente a una específica.

 

-Añade calificadores para ampliar la descripción (geográfico, lengua, período histórico, fines didácticos, edad de interés).

 

 

Ir al siguiente post: ¿Qué tipo de imprenta
elijo para mi libro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*