Image Image Image Image Image

¿ISBN editorial o ISBN de autor-editor?

Ir al índice de la Guía

 

 

Existe la idea de que los ISBN de autor-editor son rechazados por los libreros y distribuidores, y que lo que interesa es conseguir un ISBN editorial. Pero, a qué se refieren exactamente esas categorías.

 

Cuando se solicita un ISBN se puede hacer de dos maneras: dándose de alta como editorial y comprando lotes de ISBN (para lo cual se necesita acreditar algún tipo de actividad económica relacionada con el mundo editorial); o comprando un solo ISBN para la edición ocasional de un libro por parte de un particular, una empresa, etc.

 

En ambos casos lo que se recibe es un número de 13 cifras, y resulta imposible distinguir a simple vista cuál es de editorial o cuál es de autor-editor.

 

El supuesto rechazo de libreros y distribuidores, mucho más que con la naturaleza del emisor del ISBN, tiene que ver con otros factores:

 

-El primero y principal: que les parezca que el libro tiene o no venta. Si Iñaki Gabilondo escribe sus memorias, los libreros querrán vender su libro por mucho ISBN de autor-editor que lleve. Por contra los libreros tendrán serias dudas a la hora de pedir ejemplares de un libro de mil páginas de sonetos de un desconocido, aunque ese libro lleve un ISBN editorial de Planeta, por ejemplo.

 

-El segundo (sobre todo en lo relativo a las distribuidoras): que no les compense por las ventas de un solo libro poner en marcha todos los trámites de gestión. Las distribuidoras prefieren trabajar con proyectos editoriales a medio/largo plazo.

 

En resumen, mucho más que de la naturaleza de tu ISBN te tienes que preocupar de los argumentos comerciales de tu libro. Ningún librero se va a leer un libro para decidir si lo vende o no, tienes que convencerlo rápidamente: por la calidad de la edición, por los apuntes sobre su contenido, por tu propia fama, por la campaña promocional que estás llevando a cabo…

 

Otro asunto a tener en cuenta tiene que ver con la manera de localizar al autor, en el caso de que por ejemplo un lector pregunte por tu libro en una librería. Lo normal en ese caso es que el librero lo busque en las bases de datos del ISBN y contacte con la editorial para preguntar por el distribuidor. En los ISBN de autor-editor no aparece directamente la información de contacto (en los de editorial sí), hay que pedírsela al ISBN, lo que puede desanimar al librero a la hora de culminar la venta.

 

 

Ir al siguiente post: ¿Qué es y para qué
sirve el depósito legal?

 2 Responses 

  1. Manuela

    No entiendo muy bien, entonces, que es lo que más interesa si tener tu ISBN de auto editor o el que te ofrece la editorial.Me gustaría por favor, me lo aclarasen.

    • UNO editorial

      Hola, en el post lo intentamos explicar. ¿Qué dudas concretas tienes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*