Image Image Image Image Image
¡Llámanos! 967 10 51 41   |   info@unoeditorial.com

He escrito un libro…

…y no sé por dónde empezar

No te preocupes. Con este breve texto intentaremos orientarte sobre todas las posibilidades que tienes.

 

Qué quieres hacer con tu libro

La primera pregunta que tienes que hacerte cuando tienes un libro entre manos, terminado o como proyecto, es el enfoque que quieres darle a su edición. Básicamente hay cuatro opciones:
-Publicarlo por el placer de publicar, sin más, para tus amigos, tu familia y para, como mucho, hacer una pequeña promoción y distribución locales.
-Intentar que una editorial convencional lo edite y comercialice.
-Editarlo para darle un uso profesional: conferencias, docencia, tarjeta de presentación, publicidad, huella digital…
-Editarlo y comercializarlo por tu cuenta, buscando obtener el máximo rédito posible en la venta.

 

Publicar por el placer de publicar

Muchos autores nos dicen “yo quiero sacar mi libro sin más, no tengo intención de hacer negocio”.
En este caso lo habitual es hacer un tiraje corto de 50, 100, 200 ejemplares, y regalarlos o venderlos entre amigos y familiares.
Conviene, en cualquier caso, que intentes cuidar la edición del libro (cubierta, maqueta de interior) para no tirar por la borda todo tu trabajo por culpa de un mal acabado.
Algunos autores además hacen una presentación, una pequeña campaña en la prensa local y dejan unos cuantos ejemplares en la librería de su ciudad o de su barrio.
Casi siempre se amortiza la tirada con unas ventas mínimas y queda un bonito recuerdo para toda la vida.

 

Consejos para enviar un libro a una editorial

Si has decidido enviar tu borrador para ver si las editoriales convencionales están interesadas en publicarlo, conviene que tengas en cuenta lo siguiente:

-Busca editoriales que publiquen cosas similares a lo que tú has escrito: no pretendas proponer una novela romántica a una editorial de ciencia-ficción.


-Asegúrate de que la editorial recibe borradores. Hay muchas que ya ni siquiera los aceptan así que ¿para qué perder el tiempo y el dinero?


-Salvo excepciones, las editoriales sólo publican aquellas cosas cuya rentabilidad ven muy clara. La rentabilidad normalmente se cuantifica valorando las posibilidades de promoción del autor (si es una persona famosa, si tiene un blog con muchos seguidores, etc), así que procura dejar eso claro en la carta con la que acompañes el borrador de tu libro.


-Si una editorial te pide dinero o una fianza sobre un mínimo de ventas ponte en guardia porque NO son una editorial convencional. En realidad son ellos los que tienen que pagarte a ti y correr con todos los gastos (corrección, maqueta, imprenta, etc.). No hace mucho se pagaba un adelanto del 10% (aproximadamente) del PVP del libro sobre la mitad de la tirada inicial, y el resto anualmente según ventas. Ahora es raro que una editorial pague adelanto y los porcentajes han variado a la baja, aunque muchas siguen pagando el 10%.

 

Posibilidades de la autoedición profesional de libros

Esta es una breve panorámica de las posibilidades de venta y promoción para libros autoeditados que existen en la actualidad. Tienes que tener en cuenta que aunque las posibilidades son muchas, también lo es la competencia. Es decir, que para conseguir resultados es fundamental profesionalizarse.

-Venta directa: la de toda la vida, en presentaciones, cursos que impartas, conferencias, actos asociados al libro; a través de librerías con las que negocies directamente, puestos en mercadillos, venta por correo… Es la más rentable pero requiere una pequeña inversión para imprimir ejemplares.


-Venta en régimen de impresión bajo demanda: aquí la inversión es la mínima posible, ya que no imprimes ni almacenas stock sino que cuelgas una versión lista para imprimir en empresas como Bubok, Lulu, Amazon, etc., que imprimen y envían tu libro de uno en uno según se va vendiendo, a cambio de un porcentaje (normalmente en torno al 75% del PVP). El problema de este sistema es que la venta resulta difícil porque compites con decenas de miles de libros en las mismas condiciones que el tuyo y, las librerías, si es que tienen motores de búsqueda que trabajen la relevancia y la prescripción, sólo te ayudarán si el libro consigue cierto empuje inicial.


-Vender el ebook: otra posibilidad que requiere poca inversión. Muy importante: en España la penetración del ebook no está siendo muy buena (en torno al 3% de la facturación; en EEUU es del 25%), y el ebook funciona bien para libros de género, tipo bolsillo (lecturas de puro entretenimiento), o pequeñas guías prácticas, y funciona muy mal para infantil y clásicos. Tiene el mismo problema que la venta en régimen de impresión bajo demanda: compites en un espacio superpoblado. Los porcentajes varían entre el 35 y el 85%, según el portal y el precio que pongas.

 

Muy importante:

-Tanto si quieres autoeditar tu libro como el principio de una carrera literaria independiente, o como tarjeta de presentación de tu actividad (conferencias, docencia, publicidad…), tienes que tener muy clara una cosa: necesitas que sea un producto profesional. Y eso implica como mínimo una corrección ortotipográfica, una maqueta profesional de cubierta y de interior, un ebook profesional (si es que vas a comercializar el ebook), y una impresión de calidad (si es que vas a imprimir ejemplares).

-Tendrás que asumir la promoción del libro. Las editoriales de autopublicación o servicios pueden ayudarte un poco con la promoción (catálogos, redes sociales, etc.), pero sus posibilidades en este sentido son muy limitadas. La parte del león del asunto tendrás que asumirla tú, y conviene que tengas un plan porque sin promoción no hay nada.

 

Aprende más

En nuestra Guía de Autoedición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

3 × uno =