Image Image Image Image Image

Cómo hacer frente al goteo de pedidos

Ir al índice de la Guía

 

 

Una vez edites tu libro te encontrarás con librerías que lo piden porque uno de sus clientes se lo ha pedido a ellos. Es importante señalar que en este caso la librería no ha hecho ningún tipo de labor prescriptora, es decir, que ese cliente ha encontrado tu libro porque se lo ha recomendado alguien, lo ha visto en internet o en los medios de comunicación, etc.

Aquí te enfrentarás a dos problemas:
 

1) Que la librería pueda localizarte para hacer el pedido.

Lo primero que hace un librero cuando le piden un libro es buscarlo en la base de datos del ISBN.

Si has tramitado el ISBN bajo el paraguas de alguna editorial de autoedición, llamará o escribirá a la editorial para preguntarle por la disponibilidad de servir el pedido.

Si has tramitado el ISBN en la modalidad de autor-editor no aparecerán por defecto tus datos de contacto en la base de datos del ISBN (porque la Agencia del ISBN no los muestra) ni ningún tipo de enlace para pedirlos. La Agencia del ISBN nos ha comentado que facilita esos datos sin problema al librero que se lo solicite.

 

2) Servir el pedido.

La segunda parte del asunto es pactar la comisión, facturar la venta y tramitar el porte.

Algunas editoriales de autoedición dan servicios orientados a cubrir la demanda de estos pedidos, a cambio de un porcentaje sustancial de la venta.

Otras, cuando reciben el pedido, lo derivan directamente al autor para que haga la venta de su propio stock y sólo pague la comisión del librero.

Tendrás que decidir qué opción te interesa más, y cuánto estás dispuesto a pagar por los servicios que quieras contratar.

Si lo gestionas directamente con la librería puedes optar por asumir el envío (a través de Correos, por agencia no merecería la pena la venta) a cambio de que ellos reciban una comisión menor (por ejemplo el 20% en vez del 30%, que es lo habitual).

Recientemente se han desarrollado sistemas de impresión bajo demanda que sirven el ejemplar en la librería. Algunos van directamente desde las imprentas, otros a través de distribuidora… Normalmente se paga una comisión de en torno al 25%, aunque depende del proveedor, pero te ahorras la impresión y el porte, así que puede resultar una opción interesante. Nosotros trabajamos con proveedores de este servicio y podemos asesorarte si lo necesitas.

 

Algunos consejos:

-Gestionar directamente el goteo de pedidos tiene la ventaja de que puedes ir construyendo una base de datos con las librerías que te pidan ejemplares. Intenta hablar con ellos e interesarte por lo que hacen, establecer un contacto que luego te pueda servir para tu siguiente libro.

-¿Por qué no aprovechas el envío y le mandas varios ejemplares en vez de uno? Puedes negociar con el librero, por ejemplo, que su comisión en vez de una parte del precio del libro sea otro libro gratis, o dejarle el segundo con un 50% de descuento, o incluso regalárselo. Lo normal es que el librero tenga ese ejemplar extra en un sitio destacado de la tienda para intentar venderlo, y ya solo por la visibilidad habrá merecido la pena.

 

 

Ir al siguiente post: ¿Se puede distribuir
en las grandes cadenas de librerías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*