Image Image Image Image Image

Curso ultrarrápido de Autoedición (10 minutos)

Ir al índice de la Guía

 

Este es nuestro Curso ultrarrápido de Autoedición, que te permitirá aprender, en diez minutos, todo lo que necesitas para publicar tu libro por tus medios. Hemos evitado la parte práctica para centrarnos en pautas generales que te ayuden a entender las posibilidades y recursos que existen hoy en día.
Si quieres profundizar en algún tema, puedes visitar los links que hemos añadido a lo largo del texto o visitar nuestra Guía de Autoedición.

 

Harry_Potter_Lightning.svg

1) Define tu proyecto
Y definirás los servicios que necesitas:
¿Por qué quieres autoeditar?
-Por placer, para compartir tu libro.
-Porque quieres que las editoriales grandes vean que eres capaz de vender y te ofrezcan publicar tus libros.
-Porque quieres ganar dinero vendiendo tus libros.
-Porque quieres postularte como experto en un tema.
-Porque quieres tener un libro que te apoye en tu negocio.
-Por prestigio.
-Por sumar méritos académicos.

 

 

2) No hagas chapuzas

Contrata a profesionales, aprende a hacerlo tú mismo, lo que quieras, pero en todos los casos:
-Necesitas que tu libro tenga una maqueta profesional.
-Necesitas que tu libro tenga una cubierta profesional.
-Necesitas que tu libro no tenga faltas de ortografía, erratas, o malos usos de recursos tipográficos (negritas, cursivas, guiones, etc.)
-Necesitas, si es el caso, que tu ebook funcione bien.

 

 

3) El ISBN / código de barras / Depósito legal

El ISBN / código de barras sirve para que tu edición esté presente en la cadena comercial del libro y es imprescindible si vas a venderlo a través de librerías (tiendas físicas o en internet).
-Puedes tramitar uno de autor-editor, a tu nombre.
-O puedes usar uno de editorial (de terceros): de una editorial de autoedición, de una plataforma de autoedición, etc.
La decisión del tipo de ISBN no condicionará que las librerías rechacen o acepten vender tu libro. Las librerías querrán vender tu libro si les parece que tiene venta.

Más sobre el ISBN:
-No es obligatorio.
-No es el registro de la propiedad intelectual.
-Por sí mismo no compromete tus derechos de autor salvo que los cedas explícitamente por contrato.
-No es siempre el mismo, puedes hacer sucesivas ediciones de tu libro y tramitar nuevos ISBN para cada una si es pertinente.

El depósito legal es obligatorio en España para cualquier libro que tenga una difusión pública. Pregunta en tu comunidad autónoma para informarte del trámite.

 

 

4) La promoción

Hay una parte de la promoción que es técnica (por ejemplo escribir un buen texto vendedor para la contraportada de tu libro) y otra que es, digamos, personal (por ejemplo tener los contactos para que tu libro salga en el Telediario).
La primera se puede aprender y está al alcance de cualquiera: hay infinidad de guías explicando cómo hacer una nota de prensa, un eslogan vendedor, una campaña de promoción en Facebook, etc.
La segunda depende de cosas como tu carrera profesional, tus contactos, tu fama, tus habilidades personales… No se puede improvisar.

Algunos consejos básicos:
-Haz un plan de promoción, define el tiempo y los recursos que vas a dedicar, define al lector tipo de tu libro y los canales en los que vas a intentar que sepa de la existencia de tu libro

-Cuanto más fácil es el acceso a una herramienta promocional (por ejemplo Facebook o un envío masivo de emails) menor será la posibilidad de que consigas resultados; y viceversa.
-Promociona donde tengas algo que decir, y será más fácil que te escuchen (no le intentes vender una novela de Romántica a un aficionado a la Ciencia-Ficción).
-La promoción implica mucho trabajo, muchos recursos y mucho tiempo: tanto o más que el de escribir el libro.
Huye de las promociones genéricas, por definición son antipromocionales.
-Cuando diseñes tu plan de promoción, reflexiona sobre la manera en que tú mismo descubres libros que no conocías.
-No planees acciones promocionales en las que no te encuentres cómodo.
-Busca la diferencia: intenta hacer las cosas de una forma distinta.
-No seas pesado.
-No caigas en la falacia de la vanguardia. La enorme cantidad y velocidad con que surgen nuevas posibilidades puede llevarte a la angustia por querer estar en todas partes, pero en realidad los valores son los mismos de siempre: la calidad, la honestidad intelectual, el trabajo, la perseverancia…
-Los principales factores de compra de un libro son: personales (ya conozco al autor y me gusta o me lo ha recomendado un amigo), medios de comunicación (ha salido en la tele, la radio, la prensa, un blog, un youtuber…), librería (lo he visto en el escaparate o la zona de destacados de una librería convencional u online).

 

 

5) ¿Papel o ebook?

El papel mueve la mayor parte del dinero y de las ventas de los libros que se publican en España, aunque es muy difícil hablar de cifras porque falta mucha información y porque la que hay suele atender solo las ventas del mercado editorial tradicional, obviando a importantes actores como la autoedición o Amazon (se calcula que en torno al 40% de los libros publicados en Amazon no tienen ISBN y por tanto quedan fuera de las estadísticas).

En mercados más desarrollados y transparentes, como el de Estados Unidos, se estima que el ebook supone un 20/30% de la facturación del total de libros vendidos, y algunas fuentes apuntan a que en ciertos géneros, como novela romántica, el ebook ya supera al papel.

El ebook parece funcionar mejor para guías prácticas breves, literatura de género y manuales de temas muy específicos. Y parece funcionar peor para los clásicos, la literatura infantil y juvenil y los libros académicos de temas generalistas.

Nosotros pensamos que más que verlo como una guerra de formatos (ebook contra papel) hay que verlo como una guerra de puntos de venta (librería online contra librería física). Si el modelo hacia el que vamos es, como parece, el de la librería online (en Estados Unidos el 69% de las ventas de libros ya se producen a través de internet), el formato en el que cada uno compre el libro es un asunto menor: ambos estarán disponibles en la web para que el lector elija el que mejor se adapte a sus necesidades.

 

 

6) La distribución convencional

La distribución implica que tu libro está disponible y visible en una serie de tiendas que colaboran en su venta ofreciéndolo y teniéndolo expuesto para que lo vean sus clientes.
La distribución es uno de los principales problemas de cualquier producto (una cerveza artesana, una marca de peines…), no sólo de los libros.
La distribución convencional a gran escala en librerías está fuera de tu alcance. Huye del que te la ofrezca sin más porque es un charlatán o un timador.

En autoedición se suele trabajar:
-La distribución directa: el autor vende ejemplares en persona, en actos que organiza o en los que participa, por correo, etc.
-La distribución de guerrilla: el autor deja libros en depósito (lo normal es un 30% de comisión para el librero por cada venta) en librerías en las que tiene sentido hacerlo, por ejemplo de su barrio o ciudad; o temáticas/especializadas (por ejemplo, de música para un libro de música; de derecho para un libro de derecho, etc.). El librero sólo querrá el libro si piensa que tiene venta, así que busca la manera de convencerle.

 

 

7) La disponibilidad

Puede ser que algunos lectores intenten comprar tu libro a través de su librería habitual en zonas en las que no está en distribución.
Si eso pasa, el librero consultará el ISBN del libro y mirará si está incluido en el catálogo de alguna de las distribuidoras con las que trabaja. Cuando vea que no tiene distribuidora, tendrá que decidir si intenta localizar al emisor del ISBN para preguntarle por la disponibilidad del libro.
En este último caso, la librería te contactará y te preguntará las condiciones de venta (comisión para el librero) y envío (quién paga el envío) para ver si puede servirle tu libro a su cliente. Ahora te tocará a ti decidir si te compensa atender este tipo de goteo o ceder su gestión a terceros a cambio de un porcentaje de tu venta.

Si optas por lo segundo, existen algunas posibilidades, ninguna definitiva:
-Distribuidoras que te piden el libro y lo envían a la librería. Tiene de bueno que es un cauce natural para el librero. Tiene de malo que no te ahorras el envío (lo tienes que hacer a la distribuidora) y encima te cobran el 50/60% del PVP. Si lo sirves tú directamente la cosa se quedaría en un 30% (negociable).
-Servicios de impresión bajo demanda a través de imprenta: aquí se imprime un ejemplar de tu libro y se le sirve a la librería. Tiene de bueno que te quita el trámite del cobro, del envío y del stock. Tiene de malo que resulta un cauce no natural para el librero y que sale muy caro: se suele cobrar una comisión del 50% del PVP a la que tienes que sumar el coste de fabricar el libro.
-Servicios de impresión bajo demanda a través de distribuidora: aquí se imprime un ejemplar de tu libro y se le envía a la distribuidora, y esta lo sirve a la librería. Tiene de bueno que te quita el trámite del cobro, del envío y del stock, y que además es un cauce natural para el librero. Tiene de malo que sale caro: lo habitual es una comisión del 50% del PVP a la que tienes que sumar el coste de fabricar el libro.

 

 

8) La distribución en internet

En internet puedes distribuir tu libro en papel bajo demanda y en ebook, potencialmente en casi todo el mundo, a través de distintas plataformas: Amazon, Apple, Lulu, Tagus, etc.

Cuando valores una tienda de internet (hay miles) tienes que hacerte tres preguntas:
-¿La tienda tiene compradores?
-¿La tienda tiene mecanismos objetivos que permitan que tu libro ocupe espacios destacados y se muestre a sus clientes (mediante rankings, como sugerencias de búsquedas, etc.) si alcanza la relevancia adecuada (por ejemplo si vende o tiene comentarios)?
-¿La tienda es eficiente en su gestión de cobros, ventas, pagos, etc.?

Algunos apuntes:
-El rey de la venta de libros y sobre todo de ebooks en internet es Amazon.
-Muchas grandes cadenas de librerías, famosas y conocidas por todos, no venden nada o casi nada en internet.

-Vender en internet es muy difícil. El acceso es universal y gratuito, así que la competencia es altísima.
-Tienes que decidir si apuestas por la disponibilidad (estar en todas las plataformas que puedas) o por la intensidad (concentrar tus ventas en una o dos para aumentar la relevancia de tu libro y postularte así para ocupar espacios promocionales y adquirir nuevos lectores).

 

 

9) Los derechos de autor

Si autoeditas, si financias el proceso, no firmes contratos de cesión de derechos sobre tu obra.
Y en caso de que te plantees algo así:
-Valora muy bien lo que te están ofreciendo a cambio (distribución, visibilidad, financiación, etc.)
-Y ponlo en manos de un profesional (abogado, agente, etc.) que te asesore. La historia está llena de artistas que firmaron malos contratos y han perdido dinerales por ello.

 

 

10) Huye de los charlatanes

Te encontrarás por el camino a infinidad de charlatanes de todo tipo que te ofrecerán cosas irreales, desorbitadas y absurdas, relacionadas la mayoría de las veces con la distribución y la promoción.
La regla de oro es sencilla: si una editorial tiene la estructura para promocionar y distribuir un libro con garantías NO COBRA al autor por editarlo, sino que más bien PAGA a los autores por comercializar su libro (porque así gana mucho más dinero).
De todas formas puedes identificar sus prácticas más habituales en este artículo: 25 motos que te intentarán vender cuando autoeditas.

 

Quiero hablar con vosotros

 

Quiero ver la Guía de Autoedición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*